Los Encuentros de Ecotalleres tuvieron lugar durante Junio-Septiembre (2011) en establecimientos pertenecientes a la Fundación Ecoagroturismo y en la finca ecológica “El Noceu”.

Hotel Posada del Valle – Agricultura Ecológica

Arriondas 4 y 5 de Junio *con taller de artesanía especializado en lana


Quintana La Foncalada- Ecomuseu Ca’l Asturcón
Villaviciosa 2 y 3 de Julio *con talleres de artesanía especializado en Asturcon

 

El Noceu – Agricultura Ecológica
Sariego 6 y 7 de Agosto
*con taller de artesanía especializado en cocina creativa con productos de temporada

Planteamos el Encuentro de Ecotalleres como un proceso dinámico y fluido, encauzado por la Facilitación de los Ecotalleres y un Curriculo Invisible que pretende dar harmonía a todo el Encuentro.

Reflexiones sobre los Encuentros de Ecotalleres
Como modelo de formación ecológica experiencial

El término Ecotalleres, es sinónimo de “talleres del hogar”. Eco-, “oikos” del griego, viene a englobar lo que solemos distinguir como casa, hogar y familia; haciendo referencia tanto al espacio material en el que vivimos (el ambiente), como al sentimiento hogareño que compartimos la familia que lo habita. Un Ecotaller es como una habitación, con sus detalles y formas, que da lugar a una determinada forma de desenvolverse, dentro de ese hogar, que formamos la gran familia del planeta tierra.

Se pretendía crear un proceso que nazca de la participación y evolucione sinérgicamente con el currículo. Creando así un ambiente y una forma de trabajar que de por sí sea un “currículum de experiencia vivida”. A través del diseño de “la dinámica del día” y cuidando el “contexto” pretendemos llegar a un cierto equilibrio que amenizará la experiencia de cada participante, asistiendo en el proceso de facilitación de los talleres y permitiendo que emerja la creatividad.

Al sumergirnos en el mágico mundo de la ciencia y el arte de lo cotidiano creamos un modelo de educación (y sensibilización) ambiental, que se ofrece accesible y amable ante un amplio y diverso público. A través del Taller de Gaia se crea la oportunidad de reflexionar, utilizando el sentido común y las percepciones individuales de cada uno, sobre algunos de los planteamientos “científicos” más comprometidos con la cosmovisión ecológica. El Taller de Creatividad y la visita guiada permitirá a los participantes conectar con su artista interior en el entorno en el que está presente. El Taller de Artesanía casa el arte y la ciencia en lo cotidiano, dando así la oportunidad a los participantes de expresarse a través de un proceso artesanal que como un acto de alquimia fusiona la naturaleza y la cultura.

EL CONTEXTO

El Contexto de los Encuentros de Ecotalleres es un aspecto clave del llamado currículo invisible, ya que reconocemos que el aprendizaje no tiene lugar en cualquier sitio y por ello los espacios bellos son un elemento esencial e integral de la educación ambiental. La gente se enriquece tanto del ambiente en el que esta aprendiendo como de sus profesores y sus compañeros. Mucho de éste aprendizaje es consciente, pero también puede ser – y a menudo lo es- inconsciente. A menos que se llame la atención sobre ello, muchos participantes simplemente no se dan cuenta de lo que están aprendiendo. Por ello, atribuyéndole ese valor al contexto, la selección del los lugares en los que se albergan los encuentros y la proyección artística que se implementa en él, se ha hecho con la intención de crear el espíritu ecológico que pretendemos promover.

El contexto del Encuentro de Ecotalleres es el resultado de facilitar un proceso artístico en espacios agroecológicos y rurales, con el fin de estimular en el público un sentimiento de que el arte es accesible y puede integrarlo en su día a día. De esta forma, el proceso de facilitación artística se muestra como uno de los caminos que desemboca en la inserción del arte en lo cotidiano. Poniendo los pies en la tierra, observando lo que nos rodea e interactuando con ello creamos así un contexto más bello.

EL TALLER DE GAIA

Facilitado por Sebastián Burch y Carmen Castillo

Cada vez es mayor el vacío comunicativo entre las especializaciones científicas y el sentido común de las personas; y con ello crece la desconfianza, el recelo y finalmente el miedo. Esta situación agrava la crisis ambiental de nuestros tiempos, ya que promueve un estado de incomprensión e impotencia ante los grandes problemas ambientales por parte de la sociedad en general. La educación de la Ecología y de nuestra relación como especie con el resto de los seres vivos, en muchos casos ha resultado contraproducente ante sus objetivos de sensibilización, ya que induce en los participantes una sensación de alienación y desempoderación ante los conflictos ecológicos. El lenguaje teórico y la abstracción de conceptos son algunas de las razones por las que se ha dado dicho conflicto. Por ello, el Taller de Gaia, realza la importancia de poder tratar temas complejos y teóricos a través de historias, procesos y experiencias que apelen al sentido común y la cotidianidad de los participantes. Sin abandonar la esencia de los conceptos teóricos de la ecología y mediante un enfoque holístico se creara un ambiente relajado y abierto, para discutir en términos personales y subjetivos, las percepciones de cada participante y como es posible en su vida habitual aplicar éstos conceptos.

Conociendo a Gaia, una pequeña historia…

Gaia (Gea) fue la diosa primordial que personifica la Tierra en la mitología griega; un arquetipo perdido en el inconsciente de nuestra sociedad moderna, al que cotidianamente hacemos referencia al invocar a la Madre Tierra. Sin embargo este letargo en el que se sumió Gaia fue interrumpido, como si de un acto de celos se tratase, el mismo día que el primer humano pisó otro cuerpo estelar. Fue entonces en 1969, el momento increíble cuando los astronautas llegaron por primera vez a la luna y pudimos contemplar fotografías espectaculares de la tierra, apreciando como es protegida por su propia atmósfera. Estas imágenes convirtieron la visión cósmica de los astronautas en algo accesible para los que se quedaron en casa; y se convirtieron en una de las revelaciones más impresionante de la ciencia, un nuevo icono de nuestro tiempo. A través de la la experiencia de estos viajeros estelares, un arquetipo estaba despertando. La primavera de la conciencia de Gaia, en la que James Lovelock y Lynn Margulis fueron las flores más sorprendentes del campo de la (con)ciencia, ya que compartieron la noción científica de la tierra como un organismo vivo. La Teoría de Gaia propone que todos los organismos y su medio inorgánico están estrechamente integrados en un único y auto-regulado sistema, que mantienen las condiciones de vida en el planeta.

Lecturas de Paisaje…

Los participantes son invitados a pensar en el paisaje como si fuera un libro. Un libro-paisaje del que se puede leer historias de Gaia, cuyo argumento nos lleva más allá de nuestra individualidad como ser humano. Explorando cada una de las palabras del libro-paisaje como una especie distinta, un ser vivo que se expresa con individualidad y coherencia dentro del contexto o hábitat en el que se encuentra. Como sueños, que nunca ocurren en un vacío, siempre envueltos por el paisaje que les da historia, sentido y protección. Una historia no es solo una sucesión de palabras escritas, también es cualquier expresión cultural que comunique, a través de su comprensión, un significado que mueve nuestra conciencia. Un paisaje contiene “patrones de forma, estructura, materia, formación y función”; es “pragmático, poético, retórico, polémico” y puede “hablarse, escribirse, leerse o imaginarse”, pero sobre todo se vive, ya que el paisaje refleja nuestro “alma del mundo” a través de nuestras percepciones y acciones sobre él.

EL TALLER DE CREATIVIDAD

Facilitado por Lidia Fanjul

La naturaleza y la sociedad expresan su comunión en muchas formas de arte. Las canciones populares, el texto y la voz reconstruyendo vivencias humanas y aproximaciones emocionales ante la vida y la naturaleza. El dibujo y la pintura, realizando obras de recreación, de interpretación o de acercamiento a la naturaleza.

Cualquier proceso artístico en un contexto natural, nos sirve para acercarnos a los seres vivos con los que convivimos y lo que ellos nos transmiten. Este proceso conduce una comunicación que alberga sentido en sí misma; y que a través de la imaginación y la creatividad, nos permite enfrentarnos a la vida con vitalidad, relacionándonos y conociendo lo que nos rodea. Sin imaginación y creatividad, el mundo se llena de objetos inanimados y desconectados. Sin imaginación el planeta se convierte en un recurso que únicamente explotamos.

Por tanto, a través del taller de creatividad, se facilita una relación de respeto y admiración por el entorno que nos enriquece, nos da vitalidad. Nuestra vida puede estar llena de imaginación y creatividad; lo que nos ayuda a descubrir nuestra conexión con la naturaleza, y a sentir y expresar lo que ella nos transmite, entendiendo nuestro lugar en ella.

Sentido del lugar y de uno mismo inmerso en él:

Introducción a la experiencia, mediante una dinámica flexible, dejando libertad y espacio para una expresión creativa de los estímulos que percibimos por los sentidos, y de lo que no percibimos por los sentidos, lo que nos evoca o nos hace imaginar la experiencia en el entorno.
No es necesario producir un material, sino compartir una experiencia enriquecedora y de despertar hacia nuevas formas de percibir, compartir y entender.

Un proceso de liberación y vuelta a la calma interior, liberándonos de las preocupaciones del día, de pensamientos abstractos, simplemente “estando” en el momento y el lugar, a través de una breve meditación y relajación facilitada.

Recepción de las señales del entorno e inmersión en los procesos que nos rodean:

Ofreciendo el espacio y el tiempo para pasear, sentarse a observar. Percibiendo los estímulos a través de todos los sentidos, tocando, oliendo el aire, las plantas…, para que los participantes puedan obtener una rica y diversa impresión del entorno, el paisaje en el que están inmersos.

Interiorización. Conexión con nuestras propias experiencias, recuerdos, sentimientos:

Los estímulos percibidos a través de los sentidos nos conectan con experiencias pasadas, cualidades, que parecen contar una historia. Una historia que nos motiva a pintar, que nos resalta colores a utilizar, nos recuerda formas, texturas, situaciones….Canalizando nuestra atención a través de algo, un sonido, un ser vivo, filtrando los demás estímulos que recibimos. Percibiendo así, una pequeña parte del todo, de esa historia compleja que contiene todos los elementos de la naturaleza y la cultura que nos envuelven.

Reflexión y creación colectiva:

Mediante el compartir de experiencias y reflexiones, seremos conscientes de la creatividad que ha emergido en el proceso, reflejada en nuestra expresión artística. Buscando una historia en común que todos hemos creado, que es la historia del paisaje, de nuestra experiencia dentro de él. Y que se materializará en un montaje de cuadros, una escenografía holística de los pequeños “trocitos” de la historia; el mosaico fluido.

EL TALLER DE ARTESANÍA

Éste taller representará un nexo claro con el lugar que acoge el encuentro en particular, la identidad cultural y ecológica del entorno. Permitiendo una relación más estrecha con los recursos locales y la convivencia en el entorno de forma sostenible, apreciando y respetando la diversidad que la naturaleza nos ofrece. Los talleres a realizar y sus facilitadores (monitores) se redactan a continuación, siendo:

Taller de lana en el Hotel Posada del Valle, Arriondas
Facilitado por Samantha Burch (Posada del Valle) y Jennifer Garcia la Torre

Taller de Cerámica y Doma Natural en La Quintana la Foncalada, Villaviciosa
Facilitado por Daniele Schmid y Severino Garcia (La Foncalada)

Taller de cocina creativa con productos de temporada en la Finca Ecológica El Noceu, Sariego Facilitado por Samanthan Burch (Posada del Valle)

Contacto y acercamiento a su práctica:

Introducción al taller, relación con los materiales a través de los sentidos, tocando, oliendo, moldeando.

Participando en la transformación artesanal, metamorfosis:

Mostrando los procesos de manejo del recurso e incluyendo a los participantes en tal proceso. Un proceso abierto, adaptativo al entorno, y subjetivo, que expresa la creatividad de cada individuo. Ejemplo, como puede ser escarmenar, cardar y fieltrar, creando cada individuo una pequeña pieza de fieltro.

Reflexión y compartir de experiencias e ideas:

Compartiendo las experiencias, curiosidades, ideas. Saboreando la posibilidad de establecer relaciones sostenibles con el planeta; y experimentando la expresión de la creatividad e identidad del individuo, el espacio y la cultura e incorporándolo a la cotidianidad a través de la artesanía. Finalmente, enriqueciéndose uno mismo pero también enriqueciendo al entorno que nos rodea (diversidad de recursos, identidad cultural y conocimiento)

SOBRE LA FACILITACIÓN DE LOS ECOTALLERES

La facilitación describe el arte de conducir a un grupo de personas a través de un proceso que anime a todos los miembros del grupo a participar. Partiendo de la base que cada persona tiene algo único y valioso que aportar, ya que sin la contribución y conocimiento de cada persona, la habilidad del grupo para entender o responder a una situación puede reducirse. El papel del facilitador consiste en animar a los diferentes miembros de un grupo a que aprendan los unos de los otros y a pensar y actuar en conjunto. La facilitación también se refiere a los procesos y funciones que permiten que un grupo de personas trabajen en torno a un objetivo común de forma eficiente (haciendo buen uso del tiempo y recursos), efectiva (dirigida a la acción) y agradable (creando un clima de confianza y colaboración).

Los facilitadores de los Ecotalleres ayudan a los participantes a ver la perspectiva del otro, rompiendo así cualquier barrera de comunicación y creando sentimientos de respeto mutuo. Para ello el Facilitador debe escuchar profundamente, y crear un espacio en el cual cada participante se sienta verdaderamente oído. Para ello, el facilitador apoya de forma activa asegurando un ambiente de estabilidad emocional, apoyando también la perspectiva individual y la contribución creativa de cada participante. La misión del facilitador es “hacer mas fácil” el trabajo de un grupo, para ello diseña un proceso a seguir y durante la intervención asegura que la sesión se desarrolla siguiendo los pasos definidos. El facilitador es responsable del “proceso” y los participantes aportan el “contenido”.

Los eventos se organizan con la colaboración y apoyo de las siguientes instituciones:
Fundación Ecoagroturismo, Fundación Quebrantahuesos, Fundación Félix Rodriguez de la Fuente, Fundación Jane Goodall, Oficina de Sostenibilidad, Cambio Climático y Participación Pública del Gobierno del Principado y la COPAE